10 consejos a la hora de armar una vianda escolar

10 consejos a la hora de armar una vianda escolar

¿Qué es una vianda escolar?

Es una comida, ración o alimento preparado y listo para comer que lleva cada niño desde su hogar al colegio.

La vianda puede ser:

Segura: deben ser alimentos inocuos que no dañen la salud

Variada: que cumpla con los requerimientos nutricionales de cada niño

Adaptada: A los hábitos y gustos de cada niño. Raramente coma en la escuela lo que no acepta en la casa.

El almuerzo es una de las principales comidas del día. Muchos niños realizan esta comida en la escuela y gran porcentaje de ellos lleva vianda.

¿Cómo se transporta un vianda?

La vianda se debe transportar en heladera portátil (lonchera) rígida o flexible con refrigerantes. Las loncheras conservan el frío, no refrigeran.

10 consejos a la hora de armar una vianda:

  1. Utilizá envases durables de material plástico, tapa hermética y de fácil limpieza, aptos para alimentos (tápers). Si se va a calentar en un microondas, asegurate que el recipiente sea el indicado. En caso de que necesites envolver comidas, usá bolsas plásticas aptas para alimentos, film o papel aluminio.
  2. Asegurate de que la lonchera, los refrigerantes, los utensilios y los tapers estén limpios
  3. Las preparaciones deben ser frescas. Procurá preparar la ración la noche anterior y guardarla en la heladera hasta el momento de armar la lonchera, para que esté bien fría.
  4. Adaptá el tamaño del táper al del volumen de la comida para evitar dejar espacios de aire.
  5. Cuidá que estén bien cerrados los tápers para que no se vuelque la comida, y la lonchera, para evitar la pérdida de frío.
  6. Retirá de la heladera la comida justo antes de salir para la escuela.
  7. Colocá los refrigerantes en el freezer con anticipación para que se encuentren congelados en el momento de su uso.
  8. Enviá alimentos listos para consumir, pelados y sin carozos, semillas ni espinas
  9. Identificá cada táper.
  10. Al volve a casa limpiá la lonchera y todos los elementos utilizados y descartá los restos de alimentos.

Tené en cuenta:

Sí necesitan frío (y deben llevarse en las loncheras): ensaladas de fruta, frutas frescas lavadas, cortadas y peladas; postres, yogures, pizzas, empanadas, arroz, fideos, sándwiches, huevos duros, salchichas, bocaditos de pollo empanados, buñuelos, guisos, aderezos.

No necesitan frío (pueden llevarse tanto en la mochila con me la lonchera): Pan, barra de cereal, madalenas, frutas secas, semillas, frutas frescas lavadas sin pelar ni cortar.

Descargar el PDF publicado por el GCBA: